viernes, 16 de noviembre de 2012

MOSQUITERO BILISTADO: EL PRIMERO EN EXTREMADURA

Mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus) fotografiado -fuera de Extremadura- por Steve Fletcher.

Por fín... tras varias citas dudosas, se ha producido la primera observación de un mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus) en Extremadura. Aunque también tendrá que pasar el filtro del Comité de Rarezas de SEO para ser validada. Cabe indicar que no se tomaron fotografías del ejemplar referido. El lugar es la finca La Tenzuela, en Madroñera (Cáceres), la fecha el 12 de noviembre de 2012 y los observadores Colin Jewitt y Juan Carlos Molina. Aunque Colin acompañado de Steve Fletcher volvió al día siguiente, no pudieron localizarlo.

Este diminuto mosquitero, que en cierta medida recuerda a un reyezuelo, es el paseriforme siberiano que más se observa en Europa occidental. Su área de cría se extiende por la taiga rusa y la de invernada en el sur de Asia. Pero la migración entre ambas no siempre es directa y una parte de la población se desplaza ampliamente al oeste durante el otoño. Así, cientos de mosquiteros bilistados, posiblemente juveniles en su mayoría, son observados en el noroeste de Europa (Reino Unido, Holanda, norte de Francia...) durante los meses de septiembre y octubre. Después se dirigen al este hacia Asia por el mismo camino en que llegaron. Pero no todos. Algunos se descuelgan hacia el sur llegando a la península Ibérica. Así, en España peninsular y Baleares se han homologado 77 registros hasta el año 2009. Las fechas son algo más tardías que en el norte y se producen sobre todo en octubre y noviembre, especialmente en provincias costeras del Mediterráneo y Andalucía, siendo más raras en el norte y casi inexistentes en el interior. Parece que estas aves, o al menos una parte, acaban invernando más al sur, en algún lugar no determinado de África. Así lo sugiere el patrón de presencia en Canarias (con 17 registros confirmados hasta 2009), plenamente invernal y con casos documentados en Lanzarote y Fuerteventura de ejemplares asentados durante meses (por ejemplo, de octubre a marzo o de diciembre a abril). En la península hay también algunos registros primaverales, quizás de aves invernantes de regreso a Rusia, fechas realmente excepcionales en países situados más al norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada