lunes, 7 de agosto de 2017

OCASO DE LA ZEPA "EMBALSE DE TALAVÁN" (y macroplanta fotovoltaica autorizada)


La comarca de Cuatro Lugares, en el centro de la provincia de Cáceres y formada por los municipios de Talaván, Hinojal, Santiago del Campo y Monroy, fue una de las principales áreas para aves esteparias de Extremadura, siendo muy visitada por ornitólogos hasta hace pocos años. La presencia del embalse de Talaván, que antes tenía interés para aves acuáticas y como dormidero de grullas, era una aliciente más. Sin embargo, con el tiempo toda esa riqueza ornitológica ha ido mermando en años recientes sin que nadie se haya detenido a saber porqué. Las aves esteparias están en retirada: en 2004 todos los pueblos albergaban colonias de cernícalo primilla, ahora todas ellas vacías (ninguna observación en 2014-2017), lo mismo que han desaparecido las colonias de aguilucho cenizo que quedaban, en enero de 2017 no se localizaron sisones en el censo nacional y en época de cría quedan muy pocos, cuesta horrores localizar un alacaraván, las avutardas se han reducido a unas pocas decenas, tampoco han vuelto a criar las carracas y tan sólo parece que las gangas, más las ibéricas que las ortegas, mantienen poblaciones de interés (unas 200-250 gangas ibéricas todo el año, entre las tres mejores zonas extremeñas). Incluso el embalse de Talaván carece ahora de importancia y acoge pocas aves acuáticas y ya no acuden ni las grullas, a pesar de que ambos grupos son aves en aumento en en Extremadura (gracias a los innumerables embalses y otros humedales artificiales). Tan sólo la presencia de un grupo invernal de chorlito carambolo en Hinojal en 2013/2014 (primer caso de invernada registrado en Extremadura) hizo recuperar por unas semanas el interés ornitológico de esta agonizante ZEPA. Pero ni siquiera los chorlitos carambolos fueron vistos en los siguientes inviernos.

Red Natura 2000 (azul), ZEPA Embalse de Talaván.
Planta fotovoltaica "Talaván" proyectada.
En su día se declaró una ZEPA de 7.300 hectáreas que para nada ha conseguido el objetivo de proteger las aves. Por fuera de la ZEPA, justo en sus límites, se pueden observar hoy día reforestaciones de escaso interés ambiental acogidas a ayudas públicas derivadas de una equivocada medida ambiental dentro de la política agraria. A esta lenta muerte de una antaño área de importancia ambiental se une ahora la autorización para instalar una macro-planta fotovoltaica de nada menos que 511 hectáreas en dos zonas del término municipal de Talaván, fuera de la ZEPA pero en terrenos que también tuvieron interés ornitológico. La promotora es la empresa "Talasol Polar PV", tendrá 300 megavatios de potencia, más una subestación de 400/30 kV y una línea de alta tensión de 24 km que atravesará los términos municipales de Talaván, Santiago del Campo, Hinojal y Casas de Millán, que conectará con otra subestación de nueva construcción en Cañaveral. La declaración de impacto ambiental es por supuesto favorable y establece las habituales medidas preventivas, correctoras y de vigilancia ambiental que suelen estar de adorno y rara vez se cumplen (o al menos poco se sabe de sus resultados).

Reforestación subvencionada en el mismo límite de la ZEPA Embalse de Talaván

Es triste ver como silenciosamente desaparecen las áreas y las aves esteparias de Extremadura, que a pocos parece preocupar, para ver su lugar ocupado por placas solares, tendidos, cables, embalses, reforestaciones e infraestructuras. Pues por desgracia, el caso de Cuatro Lugares no es un hecho aislado y algo parecido está sucediendo en los Llanos de Brozas-Alcántara, en el entorno de Orellana o las Dehesas de Jerez, cada uno con sus peculiaridades.

http://www.hoy.es/prov-caceres/gobierno-autoriza-planta-20170626164407-nt.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario